30 de junio de 2015

La destinación al fracaso

Como extraño mi blog realmente, pero entre hacer guiones para los vídeos, "la vida" fuera de la computadora, el furbol y estar tirado rascándome la barriga no encuentro mucho tiempo para escribir, además de que me dan bloqueos mentales, pero en serio en esta etapa estoy valorando más mi blog porque aquí puedo hablar cosas más concisas y profundas que horrores mórbidos para tratar de llamar la atención, me agrada más expresarme por medio escrito, como los columnistas de los diarios. En fin.

Soy una persona bastante insatisfecha con su propia vida, no en el nivel de "agh odio a todos" por que aprecio mucho tener una buena familia, muy buenos amigos, en este momento una buena pareja y todo eso, es una insatisfacción por aquellas cosas que me hubiese logrado o quisiera lograr hacer para resaltar, explico.
Cuando voy en el transporte público puedo darme cuenta de lo rutinaria, aburrida y sin sentido que puede ser la vida, es decir uno nace y poco tiempo después estudias y esto se debe mantener durante una gran parte de tu existencia ¿para qué?, para que consigas un buen trabajo en el cual ganes mucho dinero ¿para qué?, para que puedas comprar cosas buenas y tener una buena casa hasta que mueras, pero, ¿para que acumular bienes materiales si al morir los voy a perder?, bien esto se responde aludiendo a que hay que dejar una situación lo más resuelta posible a tus descendientes, pero pensándolo de una manera muy personal, a nivel individuo ¿porqué hacer todo esto?, no me malentiendan, no vengo con una mentalidad hippie o comunista, de hecho que si bien no tomo como primordial lo material y el dinero, me gusta presumir de tener "cosas buenas" y soy sumamente tacaño, tanto así que ahora me ronda por la mente comprarme un puto iPhone aunque no lo necesito, solo por presumir, mi móvil actual es genial, ¡solo quiero una pendejada con el logo de la manzanita! (aunque ver que cualquier persona hasta más pobre que yo lo trae ya desanima bastante).

Mi punto es, que debe haber algo mejor en la vida que el "sobrevivir", y no es que conformarse con esto sea sinónimo de fracaso, de hecho cualquiera que pueda sustentar su vida es exitoso, pero habemos quienes de una manera más fantasiosa e ingenua soñamos con alcanzar algo más y es entonces cuando te encuentras con las puertas cerradas y es ese el motivo del titulo de esta entrada.


Como ya dije, estudiamos para posteriormente poder trabajar y vivir dignamente aunque terminemos muriendo irremediablemente y mucha gente está feliz con eso y no hay nada de malo, pero bien es cierto que muchos de nosotros tenemos ciertos talentos que dejamos abandonados en el camino, quizás seas un tipo en una oficina que es realmente bueno para el tiro con arco, quizás eres un medico con un talento muy superior para la pintura o la ilustración, o bien, un conductor de transporte publico con una voz privilegiada para el canto, pero nunca lo desarrollaste, porque sabes perfectamente que era casi imposible mantenerte haciendo lo que te gusta, tenías que rendir cuentas y algunos con mucho esfuerzo lo lograron pero se mantienen cada día con una pesada insatisfacción, otros sencillamente desertaron y se vieron bastante hundidos, fracasados a los ojos de los demás.


No critico el hecho de que en las escuelas a todos se nos enseñe por igual las mismas cosas, a final de cuentas no todos tienen talentos y de aquellos que los tienen no todos van a poder desarrollarlos, se necesita un plan B para que si no alcanzas tus objetivos no sea el fin del mundo y puedas recurrir a aquellas cosas que has aprendido, además que puede que encuentres cosas que realmente te agradan, y del mismo modo la educación general es primordial para el ser humano, desde el más exitoso empresario hasta el más borracho albañil, todos tienen que saber cosas de matemática, física, lenguaje y todo eso, pero entonces surge otra duda ¿si todos sabemos lo mismo, porqué unos alcanzan el éxito y otros no?, y aquí entonces uno piensa en la injusticia.

Al menos en México, la situación para que alguien desenvuelva profesionalmente o al menos, por placer, como hobbie sus gustos, es bastante complicada, si quieres dedicarte o sencillamente practicar algún deporte tendrás que pagar al club o institución para poder usar las instalaciones o al menos, cuando menos, tener acceso a un entrenamiento o convivencia con otros chicos que hagan lo mismo, y la situación económica de las familias no da para más, y ni siquiera hablemos de dedicarse o practicar alguna disciplina artística pues los costos se vuelven más estratosfericos y entonces te encuentras con la situación de que debes de abandonar aquello que te gusta o bien, empezar a trabajar para pagarte esa estancia en cierta institución abandonando por completo los estudios regulares y comprándote medio boleto directo hacia el fracaso social pues al no lograr destacar vas a quedar en la calle.

Miras entonces que los deportistas y artistas pertenecen a una élite por así decirlo, pues aquellos que pudieron dedicarse o al menos practican correctamente eso, son chicos que vienen de una familia con una situación un poco más resuelta o bien con dinero de sobra, es desmotivante y más cuando miras a chicos como este:

Martin Odegaard, jugador noruego de 16 años fichado por el Real Madrid

En serio es odioso tener que hacer la comparación, pero bien, se sobre entiende que hablamos de contextos muy diferentes, bien Odegaard puede venir de una familia bien posicionada, pero a su vez viene de un país como Noruega que tiene una forma de dar oportunidades a sus jóvenes para lustrar sus talentos y del mismo modo existen otros países donde el gobierno, si bien, no se enfrenta a los mismos problemas que sus similares latinoamericanos, invierte y trata de ayudar a sus muchachos para que puedan entretenerse de la manera que les gusta con la posibilidad de que eso llegue a convertirse en su oficio, hacer esto, al menos en México es sumamente tangible pues el dinero sobra, que políticos de mierda se lleven el dinero a otros lados es otra historia, es ahí cuando resulta molesto porque puedes entender toda la maraña construida, con ese dinero "desaparecido" y esas mentalidades cerradas, ya no se crean centros deportivos, artísticos o científicos (si, me había olvidado de los chicos que también lo hacen genial en la ciencia), las oportunidades se estancan y muchos se salen del camino, el país sigue sin conseguir cosas importantes, estancado en la miseria, desigualdad, falta de valores y necesidad, esto hace crecer el cáncer del crimen y bueno, la historia la conocemos todos.

Es muy estúpido cuando lo piensas, porque si se impulsase a los jóvenes a superarse, al hacer esto un país empieza a crecer, su clase aumenta, hay más dinero y por ende ¡puedes robar más!, en serio ¿hace falta que se los escriba en una montaña? ¡están desperdiciando su oportunidad de ser aún más corruptos!.

Por desgracia todo chico que quiera resaltar en algo ha de irse a otro lado en lo que los expertos llaman "fuga de cerebros", y allá afuera, en otros países hay muchísimos mexicanos desarrollando su talento deportivo o artístico o científico o bien, desarrollando su "vida normal" de la manera correcta porque su país no les brindó la oportunidad, porque la forma de funcionar de los dirigentes es de crear necesitados y empleados, no empleadores ni opulentos, pero eso sí, cuando alguno de ellos logra el éxito reconocido, todos empiezan a colgarse y llenarse de orgullo cuando en la realidad en todo el transcurso del camino no se vió ninguna gota de ayuda.


Al final uno se encuentra con que no va a poder triunfar ni de manera personal ni de manera social porque existen enormes y pesados muros que lo van a impedir, y eso es una patada en la ingle a la sociedad y los individuos.

Pero tampoco se confundan, no es como que todos seamos genios frustrados, hay gente que realmente no tiene ningún talento especial, y a su vez hay gente que ya de por sí es mediocre, existen los drogadictos también en el "Primer Mundo", así que todo lo dicho aquí tampoco es como para poner de excusa "ayy zoii mediokre porke no tube las oportunidadez", porque del mismo modo hay quienes se dan la oportunidad solos, privándose eso sí, de muchas cosas, pero afortunadamente lo logran.

Y ya de una manera personal, volviendo a aquello de "hacer lo que te gusta pero tener un plan B", a mi como ya he dicho realmente me gustan las cosas artísticas y he intentado con varias, música o dibujo o eso, aunque mi mayor gusto siempre ha sido la escritura, escribir poemas o historias es algo que me ha gustado desde chico, me gusta todo lo que tenga que ver con el arte porque sencillamente lo encuentro genial, en mis intentos he visto que por ahí existe una minúscula chispa de "pseudo-talento" y porque a su vez es una gran forma de llamar la atención, cosa que sinceramente me gusta hacer porque soy una persona que le gusta ser el centro de atención (XD), por eso mismo cree el blog y me hice "tutuver", tanto para desahogar mis ganas por crear contenido, lo cual repito que me encanta hacer desde niño, como para tener una mínima atención, pero ya hablando en serio sobre un "Plan B" y resignarse una "vida normal", le he ido encontrando gusto a eso del trafico aduanal, ya saben, importaciones, exportaciones, normas regulatorias, etcétera, si... sé que es bastante extraño pero le he encontrado el gusto, es decir, me gusta la ciencia y en algún momento de la infancia me hubiese gustado ser científico pero igual, es otro "sueño guajiro" y no me considero tan inteligente como para irme por esa senda, así que de tener una vida normal, sería en ese rubro de cosas de aduanas y tonteras así, de poder seguir estudiando, haría eso.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario