3 de noviembre de 2015

Tierra De Nadie (Sicario): Una pelicula de narco sin narcos

Esta es una de esas peliculas que uno no planea ver y que por ende, nada espera, yo iba a ver Don Gato pero a la hora a la que llegué al cine era la unica disponible en ese momento y no quería esperar más.

Vi muchos cortos de esta pelicula en esos ratos que veo televisión y no me llamaba la atención, por el titulo y la insistente promoción de Televisa (que de hecho su logo por alguna razón aparece en los titulos de entrada) simplemente pensaba pasar de ella, pensaba que sería una pelicula del "nuevo cine mexicano" retratando de la manera más vulgar posible el mundo del narco, luego viendo cortos de agentes y todo eso me imaginaba que sería algo para resaltar los esfuerzos de la policía, pero de hecho no fue así, ha sido una pelicula que definitivamente rompió el molde de lo que se podría esperar pero tampoco logra la gran cosa.


Tecnicamente si no quieres leer la reseña completa, la gracia de esta pelicula es ver a Benicio del Toro en un personaje que recuerda al viejo cine de Charles Bronson y si no has visto la pelicula y en serio tienes ganas de ir a verla, ignora y sigue tu camino porque voy a hacer SPOILER y contar gran parte del argumento.



La cinta empieza con un operativo de... el FBI? la CIA? Fuerza AntiDrogas?.... la verdad que no sé si no presté atención o realmente nunca lo dejan claro pero bueno, un operativo hecho de la manera que supongo que si se hiciese en la vida real sería un total fracaso, un camionsote blindado estrellandose contra una casa la cual aparentemente pertenece al lider del Cartel de Sonora (Sinaloa, Sonora, meh suenan casi igual no?) y que para sopresa de los agentes tiene cadaveres de mujeres escondidos en las paredes,  lo gracioso aquí viene de una escena posterior en la que una de las protagonistas le dice a su superior que no tienen forma de comprobar que la casa era suya, es decir de no ser por el hecho de que encontraron los cadaveres por pura casualidad, un sujeto gordo intentó dispararles y posteriormente una bomba escondida en un cobertizo, estaba el 90% de posibilidad de haber DESTRUIDO una casa particular sin ninguna razón... son los sujetos más afortunados no? Esto apenas fue el inicio, las demás escenas son igual de inconsistentes.

Dicho el cuento corto, en esta escena de introducción se nos presenta a una chica y su compañero negro el cual es graciosamente despreciado por todos los demás personajes haciendo que mi humor racista fluya libremente, estos 2 en teoría son los protagonistas aunque cuando terminas de ver la pelicula te das cuenta de que puedes omitirlos y el argumento hubiese seguido funcionando. De estos dos solo se toma en cuenta a la chica que de ser una agente experimentada en tiroteos y cosas de esas resulta ser una mediocre indefensa asustada en cuanto ve cadaveres en las calles a causa de los narcos.

La tipa solo es utilizada por el personaje que representa Benicio del Toro y otro sujeto que parece Flanders sadico, quienes son los que junto con otras personas de rango alto tienen su propio operativo para detener al lider del Cartel de Sonora, pero que por cuestiones de politica y de que no pueden actuar sin supervisión o consentimiento de alguna entidad federal ocupan a la chica como puente o justificante humano.

Como no pienso meterme ni contar toda la historia de la pelicula diré brevemente que se desarrolla en la frontera, principalmente en Texas y tiene unos cuantos minutos en Ciudad Juarez que solo consisten en la extraditación de un narco y una alucinante escena de la Policia Federal mexicana escoltando a los agentes estadounidenses, ocurre un tiroteo en el puente para cruzar de un país al otro, acaba rapido sin que los enemigos disparen y los gringos se van, insisto que si esas cosas pasaran tendrían una repercusión mucho mayor, de hecho ES IMPOSIBLE QUE ESO SUCEDIERA, hay una cosa que se llama procedimientos pero mandan a tomar por culo eso en esta pelicula.


Y bueno ocurren toda una serie de cosas entretenidas y bonitas de ver, pero las actuaciones son muy grises y facilmente olvidables, el personaje que representa Benicio del Toro es el unico rescatable, el que le da sentido a la pelicula y que sin él sería una autentica porquería pero tampoco es un personaje tan destacable, se nos presenta como un cabronazo al que nada le sorprende y preparado para todo, se establece que es colombiano y puede tener ciertos nexos con el narcotrafico, es un completo badass y realmente me agradó pero repito no es precisamente el mejor personaje del mundo.

Lo más importante ocurre en la recta final de la pelicula cuando descubrimos que Alejandro (personaje de Benicio) es un antiguo narco perteneciente al Cartel de Medellin que busca venganza ya que el lider del Cartel de Sonora aparentemente asesinó a su esposa e hija y que ahora trabaja con estos... tipos que no se si son DEA, CIA, Ejercito o desquiciados, para llegar hasta su objetivo, la verdad es un personaje profundo pero no se establece bien los acontecimientos que lo llevaron o lo formaron, simplemente se establece que es un sujeto valiente que lo perdió todo, la pelicula prefiere perder el tiempo mostrandonos la vida de un personaje sin mucha importancia que muere rapidamente o con los gestos de la chica que realmente te hacen cuestionarte si al menos sabe disparar un arma.

A la pelicula le encanta la inconsistencia y la fantasía, cuando "Alejandro" va a cumplir su venganza contra el lider del cartel, va hasta su casa y en lugar de que sea una guarida con toda clase de sistemas de seguridad y decenas de hombres armados, le basta con despachar a 5 o 6, llegar a su objetivo y cumplir su mision, solo para regresar con la chica a que le firme un papel de que todo fue bueno y bonito, y desaparece.

La pelicula tiene demasiados problemas, insisto en las inconsistencias, intenta desarrollar personajes y argumentos solo para no terminar con ellos, darles un cierre simple o dejarlos en el aire, no es una mala pelicula, pero se siente que se usó toda la creatividad en hacer escenas de acción que lucieran interesantes para los comerciales en ves de pulir el argumento.

Me gustó, y repito que me encantó el trabajo que hizo Benicio del Toro, su personaje es de la clase de tipos decadentes, solitarios, locos o salvajeses pero implacables y peligrosos que me gusta ver (como Norman Stansfield), es una buena pelicula para ver una tarde, pero no más, es como diriamos aquí en México, un churro, algo para ver mientras comes palomitas o perder el tiempo, no para tomarselo tan en serio.

1 comentario:

  1. Aejandro, es mexicano y era ex-fiscal antidrogas, su familia fue asesinada por los narcos, luego en venganza se asoció con los colombianos para poner orden en las cosas narcos de ahí el mote de medellin.

    ResponderEliminar